Rechazo categórico a la Directiva de Retorno de Inmigrantes, sancionada por el Parlamento Europeo, el pasado 18 de junio.

PROYECTO DE DECLARACIÓN

LA CÁMARA DE REPRESENTANTES DE LA PROVINCIA

DECLARA

PRIMERO: Su categórico rechazo a la Directiva de Retorno de Inmigrantes sancionada por el Parlamento Europeo el pasado 18 de Junio, así como la profunda preocupación por la situación de miles de compatriotas, entre ellos comprovincianos misioneros, que se verán afectados en sus derechos humanos esenciales con la implementación de dicha decisión.

SEGUNDO: Comuníquese al Poder Ejecutivo Nacional y al Poder Ejecutivo Provincial.-

FUNDAMENTOS

Durante el transcurso de la semana pasada el Parlamento Europeo aprobó la Directiva de Retorno de Inmigrantes “irregulares” acordada por los gobiernos de la Unión Europea que, entre otras cuestiones, establece un período de 7 a 30 días para que los inmigrantes “irregulares” abandonen, de forma voluntaria, el país europeo en que se encuentran. Consagra que el período de retención pueda alcanzar los 18 meses, el que tendrá lugar en centros específicos de retención.
Prohíbe el retorno a la Unión Europea de indocumentados que sean expulsados por 5 años, pudiendo en algunos caso extenderse dicho período. Respecto a los menores no acompañados se los puede expulsar y no siempre entregándoselo a familiares o sus tutores.
La aprobación de la Directiva Retorno supone, según lo han expresado diversas entidades vinculadas a la problemática de la migración poblacional y los derechos humanos, un grave retroceso a los derechos fundamentales y un paso más al endurecimiento de las políticas inmigratorias totalmente contrarias al espíritu de construcción de un espacio común de democracia, libertad y justicia. Todas ellas manifestaron la regresión de alcance incalculable que significa un marco jurídico de estas características en la unión Europea, condenándolo por las consecuencias que este “control de flujos migratorios” acarrea sobre la dignidad de las personas.
En tal sentido, también, los gobiernos de los estados partes y asociados del MerCoSur lamentaron la nueva directiva del parlamento europeo.
El gobierno argentino reiteró, a su vez, que migrar no es un delito. Por lo tanto rechaza el uso de conceptos tales como migración legal e ilegal, señaló la Cancillería en un comunicado.
La cuestión migratoria, según palabras de nuestra Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, “solo podrá ser resuelta de manera eficaz si es abordada desde el puno de vista del respeto integral de los derechos humanos y el fomento del desarrollo económico y humano”. Establecer “restricciones, incluidos largos períodos de detención administrativa, e impedir la libre circulación de personas por motivos de origen étnico, religión, ideología, género, edad o calificación constituye una violación de los derechos humanos fundamentales”, concluyó.
El Presidente venezolano Hugo Chávez repudió la directiva europea, al igual que su par boliviano Evo Morales. Brasil lamentó la decisión que “contribuye a una percepción negativa de la migración”. El Presidente de Ecuador, Rafael Correa calificó de una “barbaridad y vergüenza” a la medida. ¿Con que calidad moral se puede sostener una globalización que cada vez busca mas la libre movilidad de mercancías, la inmediata movilidad de capitales pero criminaliza la movilidad de los seres humanos?, se preguntó.
Por su parte la Cancillería Chilena, consideró que la Directiva de la Unión Europea “tiende a criminalizar a los inmigrantes con procedimientos que pueden lesionar sus derechos básicos” y advirtió que el texto “vulnera el principio de reunificación familiar”, en alusión a una de las medidas adoptadas por el bloque regional que autoriza expulsar a menores de edad.
La situación de miles de uruguayos en España se verá “muy comprometida y corren el riesgo de ser deportados cuando se aplique la mencionada directiva europea”, estimó el presidente de la Casa Uruguay-Madrid, Daniel Caserta.
El Secretario General de Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, sostiene que “es una paradoja que mientras se negocian acuerdos importantes en materia comercial y se habla de alianzas estratégicas, se adoptan de manera unilateral medidas como la internación prolongada, que tratan como delincuentes a los inmigrantes ilegales sin siquiera discutir ni negociar el tema con los gobiernos latinoamericanos”.
Para Enrique Iglesias, Secretario General Iberoamericano, la Resolución del Parlamento Europeo, “mina el clima de confianza y respeto indispensable para una cooperación internacional efectiva y justa en gobernabilidad migratoria”.
Dentro del propio Parlamento Europeo se alzaron voces críticas a la decisión. Así, Claudio Fava, parlamentario europeo de Partido Socialista, coordinador del Área de Libertades Civiles y Justicia del Partido de los Socialistas Europeos en el Parlamento Europeo, dijo al respecto “Con la directiva de retorno existe la posibilidad de mantener a una persona detenida durante 18 meses, sin culpa alguna, por decisión administrativa y sin intervención de la justicia. Esto significa que estamos creando una categoría inferior de seres humanos, es una humillación muy fuerte”
En síntesis, como bien lo señala Mario Vargas Llosas “las políticas anti-inmigrantes están condenadas a fracasar por que nunca atajarán a estos, pero, en cambio, tiene el efecto perverso de socavar las instituciones democráticas del país que las aplica, y de dar una apariencia de legitimidad a la xenofobia y el racismo y de abrir la puerta de la ciudad al autoritarismo”.
Argentina y especialmente Misiones, registran una larga y generosa tradición respecto a los inmigrantes, especialmente europeos, que nutrieron desde su etapa fundacional la construcción de nuestra sociedad.
Decisiones como la Directiva de Retorno de la Unión Europea, no se compadecen, en absoluto, con las políticas y actitudes de nuestro País que dieron origen a aquella noble y solidaria tradición. De allí nuestra preocupación y categórico rechazo a tal decisión del Parlamento Europeo.
Por estas breves consideraciones y otras que expondré al momento del tratamiento del presente proyecto, es que solicito el voto afirmativo de mis pares.

Scroll to Top