Pedido de informe por operaciones de extracción y exportación de agua dulce de cursos hídricos de Misiones

PROYECTO DE COMUNICACIÓN

LA CAMARA DE REPRESENTANTES DE LA PROVINCIA
COMUNICA
QUE, vería con agrado:

Que el Poder Ejecutivo, a través de los organismos respectivos, informe:

1) Si se tiene conocimiento de la realización de operaciones que impliquen la exportación de agua dulce extraída de los cursos hídricos existentes en la provincia de Misiones por parte de personas físicas o jurídicas dedicadas a dicha actividad.
2) En caso afirmativo, medidas adoptadas y comunicaciones dispuestas a organismos nacionales e internacionales con incumbencia en la materia.
3) Sobre todo otro dato o información de interés sobre el particular.

FUNDAMENTOS

Con el simple ingreso a la página web de la empresa Mackena SA, podemos advertir que la misma, entre otros productos, ofrece:
“Agua dulce a granel. Comercialización de agua dulce de río.
Características: Agua dulce, cruda, sin tratamiento.
Origen: Ríos de llanura. Argentina
Cantidades: entre 60.000 y 70.000 toneladas por envío
Usos: Potabilización y consumo, riego, etc.
Transporte: Buques Tanque”
(www.mackena.com)
Por si resultara insuficiente la información, Alberto Cholewa, uno de los socios de la empresa Makhena, al ser consultado por el diario UNO de Santa Fe (12 de noviembre de 2008) acerca de la realización de ese tipo de comercio, dijo:
“Sí, pero eso lo hacemos a granel y sin procesar.
—¿Qué costo tiene para el comprador un buque cargado de agua dulce con capacidad para 70 mil toneladas?
—Un buque de ésos, si va a Medio Oriente, hay que calcular unos dos millones de dólares. A Estados Unidos cuesta un poco menos, pero para ese país el producto es otro. Allí demandan agua mineral envasada. Ese tipo de negocios es más para Medio Oriente, África, lugares que tienen una necesidad de agua en grandes cantidades y que no necesitan que sea mineral, sino que sea potable.
—¿De dónde sacan el agua?
—Por lo general hacemos algún joint venture con alguna municipalidad de la provincia de Santa Fe o Buenos Aires. Eso estaba en nuestros planes, pero fracasó por cuestiones organizativas. La intención era tomar agua del río Paraná como lo hacíamos antiguamente, potabilizábamos para alguna población, habíamos hablado con la Municipalidad de Villa Constitución, y luego el agua filtrada sin tratar la exportábamos.
—¿Cuándo podrían estar haciendo esas exportaciones?
—Todo depende de dónde pueda hacer la decantación. Yo puedo tomar agua del río, pero tengo que separar los sólidos, la mugre y llevar el agua dulce para que se termine de potabilizar en el lugar de destino.
—De los 2 millones de dólares que cuesta el barco, ¿cuánto se lleva el flete?
—El flete se lleva el 50 o el 60 por ciento del valor. Por eso hay que aprovechar ahora que quedaron muchos barcos en desuso como los Panamax, que son buques que tienen prohibido transportar petróleo, hidrocarburos y químicos porque ahora se exige que los barcos tengan doble fondo para llevar esos productos. Los Panamax, que estaban adecuados para cruzar el Canal de Panamá, ya no pueden transportar eso y la cantidad de barcos disponibles para transportar agua podría abaratar los costos y reflotar el negocio.
—¿Recibieron quejas de alguna organización ambiental por exportar agua?
—No, porque nosotros no estamos quitando del suelo o del continente agua. No estamos sacando del Iberá o de algún otro lugar, sino que, cuando lo hicimos, pescamos agua del río Paraná que se termina mezclando con el mar. No estamos trabajando en detrimento de alguna población ni nada por el estilo. Nosotros pescamos el agua de la desembocadura cuando se está por mezclar con el mar. Si nosotros no la retiramos eso se mezcla, ya está, punto. De todas maneras tenemos una rentabilidad para Recursos Hídricos de Nación por lo que ingresa dinero a las arcas del Gobierno.
—¿La exportación de agua deja algún canon especial para el Gobierno?
—Sí, es un bien registrable y Recursos Hídricos de la Nación cobra un canon por la cantidad de toneladas que se lleva.
—¿De cuánto es ese canon?
—Varía. Incide en un 10 por ciento del valor del producto”.
La información precedente alertó a varios medios de comunicación y a distintos legisladores de las provincias de Entre Ríos y Santa Fe especialmente. Así, el Senado de esta última Provincia acaba de dar media sanción a un proyecto de ley por el que directamente se prohíbe la exportación de agua desde el territorio santafesino.
La iniciativa fue impulsada por el senador justicialista Ricardo Kaufmann, quien manifestó que “es necesario evitar que el agua se transforme en un commoditie más. La decisión de impulsar la prohibición se tomó ante denuncias sobre ese tipo de prácticas en el territorio santafesino. En ese sentido, mencionó advertencias surgidas de diversas organizaciones no gubernamentales y grupos ecologistas y también de autoridades de localidades como Gálvez y Las Parejas” (El Ciudadano.net, 16/11/08).
Sobre el tema el doctor en química Deonaldo Carabajal indicó que están promoviendo una ley nacional que prohíba la exportación de agua. “El tema es gravísimo. Nos están sacando un recurso vital y nadie parece preocuparse. La gente no está enterada y los políticos no toman debida atención”.
Carbajal explicó: “El agua que se extrae aquí se lleva en contenedores hasta Escocia, donde la fracciona una empresa que integra la familia Bush. En Italia comercializan el medio litro de esa agua, ya potabilizada, a 11 euros”. Recordó que el mismo grupo norteamericano adquirió miles de hectáreas en Córdoba. “Son tierras estériles, pero abajo están las napas. Otro lugar que también está siendo aprovechado con idéntico fin es Salta”, señaló.
El especialista advirtió “sobre el problema” que padecerán las próximas generaciones, ya que, sostuvo, “los que vienen y se llevan el agua no tienen grandes costos. No hay ninguna ley que lo prohíba. Explicó que en el mundo el 78% de la superficie de la tierra es agua; de ese porcentaje, el 3% es agua potable, dulce. Y de ese 3%, el 1% está en el acuífero Guaraní, un estratégico reservorio de agua que ocupa 1.190.000 km2 bajo los suelos de la Argentina, Paraguay, Brasil y Uruguay. “Antes apuntaron a la India y Africa; ahora nos toca a nosotros. Se están llevando la última riqueza que nos queda”, opinó. (La Nación. 11/11/08, pág. 22).
A su vez, la Provincia de Entre Ríos mediante comunicación legislativa ha requerido información en igual sentido al señalado precedentemente y solicitado a los legisladores nacionales que impulsen normativa tendiente a la “protección de agua dulce” en el país, prohibiendo su exportación hacia otros países, o que regulen la comercialización para los casos en que la situación lo justifique. La posibilidad de que se exporte agua dulce del río Paraná inspiró un proyecto de Resolución que fue aprobado en la Cámara de Diputados, de aquella provincia.
Mediante la iniciativa del diputado Daniel Bescos, junto a Jorge Kerz y Alicia Haidar, se solicita al Poder Ejecutivo Provincial que, a través de los organismos pertinentes, arbitre todos los medios de control, para determinar si en el territorio de la provincia de Entre Ríos se están realizando operaciones que impliquen comercialización de agua dulce. En los fundamentos, los legisladores repasan publicaciones periodísticas que dan cuenta de la posibilidad de exportar agua dulce del río Paraná por una firma radicada en Buenos Aires, con sede en Estados Unidos. Bescos opinó “que se debe estar alerta e impedir cualquier práctica que lleve a la comercialización de nuestra agua dulce, porque estaríamos hipotecando el futuro de las generaciones venideras”. (El Diario.com.ar. Entre Ríos, 21/11/2008).
En la presente iniciativa también se sugiere de trasladar el tema a los organismos y foros internacionales de la región para una acción conjunta. En el día de la fecha tomamos conocimiento, por ejemplo, que el gobierno de la provincia participará del Foro del Agua de las Américas que se realizará los próximos días 24 y 25 del corriente en la ciudad brasilera de Foz de Iguazú; preparatorio, a su vez, del Vª Foro Mundial del Agua (World Water Forum), que se llevará a cabo en Turquía, en marzo de 2009. Convocado cada tres años, dicho evento es una iniciativa del Consejo Mundial del Agua, organización dedicada a analizar políticas mundiales sobre el agua, con el objetivo de responder a la creciente preocupación global con la enorme presión ejercida por las poblaciones humanas sobre los recursos hídricos. En esta primera instancia, se contempla la elaboración del documento de las Américas sobre Políticas de Gestión de Recursos Hídricos, así como la discusión de los temas que se propongan en las reuniones de las comisiones subregionales (Misionesonline.net, 21/11/08).
Resulta oportuno, pues, sugerir a los funcionarios que en nombre de la provincia de Misiones nos representen, que soliciten la inclusión de la problemática del fenómeno de la exportación y comercialización a granel de agua dulce de la región, para su específico tratamiento en dicha ocasión.
Un rasgo esencial del sistema federal argentino es la autonomía de las provincias que lo componen. Autonomía que para ser tal debe garantizar su propia integridad territorial (incluyendo, desde luego, suelo, aguas y espacio aéreo). Los recursos hídricos de nuestro territorio, inclusive los cursos de agua limítrofes, pertenecen al dominio público provincial y se encuentran sujetos a su jurisdicción en materia de uso y aprovechamiento de sus aguas. En consecuencia, Misiones no puede soslayar su intervención para adoptar medidas de política, legislación y administración, orientadas a contemplar acertadamente el uso de un bien social vital como el agua para el desarrollo humano y el medio ambiente.
En síntesis, la presente comunicación está fundada en la necesidad de obtener información oficial sobre la cuestión y, en caso de no haberla aún, para advertir sobre ella de suerte tal que, con la debida anticipación, se realicen las acciones tendientes a resguardar adecuadamente los intereses de la provincia y la comunidad toda.
Por los fundamentos expuestos y los que oportunamente serán vertidos al momento de su tratamiento, solicito el acompañamiento de mis pares en el presente proyecto.

Scroll to Top