La privatización de las universidades es “un despropósito”

El rector de la Universidad Nacional de Misiones (UNaM), Ricardo Biazzi dijo que albergaba la “esperanza” de que el proyecto de privatización universitaria, “sea sólo un mero documento de trabajo dentro de un ámbito restringido” y que “no se extienda como criterio oficial” para la política futura en el sector.
Al opinar sobre las eventuales intenciones del Gobierno por privatizar la enseñanza universitaria, Biazzi sostuvo que si “éste fuera un proyecto a largo plazo, convertido en política oficial, sería un despropósito” por las raíces “filosóficas con que se ve la autonomía de nuestras universidades”.
Según el rector de la UNaM, las autoridades económicas- presumiblemente mentoras de la iniciativa- argumentan la privatización “partiendo desde un concepto totalmente errado, según el cual nuestras casas de estudios son totalmente autónomas cuando mayor independencia tienen de los fondos del Tesoro Nacional”.
Biazzi calificó a esta concepción como “un grueso error”, porque la autonomía universitaria “surge a partir del financiamiento de la educación pública por parte del Estado”.
Agregó que este “es un principio básico” que permite a la comunidad universitaria “la independencia para investigar con absoluto rigor científico, desprendida del poder político de turno, del poder económico y de las corrientes sociales dominantes. Sólo de este modo puede fructificar nuevas líneas de pensamiento que trasformen la realidad y produzcan cambios para el mejoramiento de la calidad de vida de la sociedad”.
Destacó que si las universidades fueran “vinculadas a un poder o intereses económicos, de algún modo, estaríamos dependiendo funcionalmente de las pautas o criterios del que financia, con fines exclusivamente privados, la estructura universitaria”. Por otra parte, instrumentar un proyecto alternativo de arancelamiento -otra de las probabilidades de que se barajan- serían consolidar “un nuevo aditamento en las políticas regresivas que ya evidencia la educación argentina, solo accesible para muy poca gente”, puntualizó. (Publicado en El Territorio el 23/03/1991)

Scroll to Top