Informe CIPPEC Ministerio Educación Misiones

Proyecto: “Las Provincias Educativas”. Estudio comparado sobre el Estado, el Poder y la Educación en las 24 Provincias Argentinas. Directores: Antonio Cicioni y Axel Rivas
Provincia de Misiones (versión definitiva). Agosto 2002 (www.cippec.org)

 

Historia reciente del sistema educativo
Durante los noventa, la relativa estabilidad política parece haberse manifestado también en el plano del gobierno educativo. Durante el período 1991-2002, el cargo de Ministro de Educación ha sido ejercido por cuatro funcionarios.
La etapa de Micolis como ministra (dic 1991- dic 1995) supuso la culminación del proceso de transferencia de las escuelas medias y privadas de órbita nacional a las jurisdicciones, lo cual implicó para la provincia asumir la gestión de la totalidad del sistema educativo local. En segundo lugar, marcó el inicio de la implementación de la Ley Federal, circunscribiéndose durante su mandato a la Educación General Básica. Por último, participó de la incorporación de Misiones al grupo de provincias beneficiarias de los programas nacionales (fundamentalmente del Plan Social, con sus diferentes componentes) y de los proyectos financiados con créditos internacionales (primero el Prodymes I y luego el PRISE). El acento estuvo puesto entonces en generar las condiciones para que todas estas transformaciones pudiesen realizarse de modo ordenado.
Durante la última etapa, la necesidad de contención del gasto supuso acentuar esta línea, fomentando medidas para atacar las “ineficiencias del sistema”. Si bien Micolis provenía del campo educativo, su trayectoria ligada principalmente al sector privado generó algunos cuestionamientos gremiales que se acentuaron en el momento de aplicar medidas como las anteriormente mencionadas.
La gestión del Dr. Biazzi (dic 1995- dic 1998) coincidió, por un lado, con la etapa de mayor expansión de los recursos recibidos por la provincia a través de los programas nacionales (lo que le dio sin duda un margen importante de maniobra) y, por el otro, con una de las etapas más traumáticas de la implementación de la Ley Federal: el tercer ciclo.
Si bien su experiencia en el campo educativo había estado circunscripta al ámbito universitario, parte importante de su capital al frente del Ministerio devino de su capacidad de diálogo y generación de consensos con los diversos actores. La decisión de suspender la aplicación del cronograma de la implementación de la Ley Federal en acuerdo con los gremios resulta un claro ejemplo de esta postura.

La gestión del Ing. Delfederico (ene 1999- jul 2000) resultó la más conflictiva y resistida de las consideradas. Su poca experiencia en el sistema, la partidización de la gestión y la ausencia de diálogo con los diferentes actores gen eró profundas resistencias no sólo de los docentes sino también de algunos cuadros técnicos y funcionarios de la propia cartera. El nivel de enfrentamiento con los docentes alcanzó tal intensidad que la renuncia del ministro y las autoridades del Consejo de Educación se convirtió en una de las condiciones impuestas por los gremios al gobierno para iniciar una serie de diálogos a fin de llegar a un acuerdo para levantar el prolongado paro iniciado en julio de 2000.
El actual ministro, Pablo Thrisch (jul 2000-….) asumió en este contexto problemático, y desde un principio adoptó la misión de “pacificar” y “ordenar” el sistema. Proveniente del campo empresarial y con formación pastoral, su perfil representó para el gobierno la combinación indicada para lograr estos objetivos. La sanción de la ley de creación de un fondo de recomposición salarial en acuerdo con los gremios docentes constituyó un signo de reestablecimiento de ciertos marcos de acercamiento. El agravamiento de la situación de las finanzas tanto locales como federales impuso, sin embargo, condicionantes críticos para su gestión y reforzó el carácter de las temáticas que han atravesado su tarea en el gobierno de la educación.

Scroll to Top