Indagaron y liberaron al gremialista

Organizaciones sociales, sindicales y políticas condenaron ayer la “criminalización de la protesta social en la provincia” • El docente Rubén Ortíz será juzgado por participar de los cortes de ruta de tareferos.

POSADAS. El docente y titular de la CTA de Montecarlo, Rubén Ortíz, detenido por efectivos de Gendarmería el jueves a la noche en su domicilio – en una acción intespestiva que tendría visos de irregularidad, según se denunció- fue liberado en horas de la mañana de ayer, tras pasar la noche detenido en el Escuadrón 10 de Gendarmería Nacional de Eldorado.
El abogado Daniel Domínguez, que actuó como defensor de oficio, precisó que tras la liberación de Ortíz se le inició el sumario correspondiente, en tanto el imputado se abstuvo de declarar en la oportunidad “porque la prioridad era que se resuelva efectivamente la excarcelación, como ocurrió, y recupere la libertad”.
Por orden del juez federal Mario Hachiro Doi -que había ordenado también su detención- Ortíz fue procesado y acusado formalmente por los cargos de interrupción del tránsito vehicular e instigación al delito, basándose en una investigación de Gendarmería sobre su participación en los cortes de ruta parciales que realizaron los tareferos de Montecarlo los días 5, 10 y 12 del corriente.
Sólo por instigación al delito, que el artículo 209 del Código Penal define como “el que públicamente instigare a cometer delito contra una persona o institución”, el docente de Montecarlo y ex candidato a diputado por el Movimiento Social podría ser condenado con pena de dos a seis años de prisión. 
El juez federal -que decidió el enjuiciamiento selectivo de Ortíz- el único detenido e investigado por Gendarmería en las protestas en que participaron decenas de personas- es el mismo magistrado que ordenó los controvertidos procesamientos de manifestantes en Puerto Iguazú, entre ellos el de la docente Ramona Maciel. 

“Se criminaliza la protesta”
La sorpresiva detención de Ortíz recogió ayer el repudio de numerosas organizaciones sociales, sindicales y políticas, al tiempo que dio lugar a marchas de protesta en Montecarlo, Posadas y Oberá. En horas de la mañana, dirigentes de la delegación local de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) reclamaron la liberación inmediata del detenido en una conferencia de prensa, mientras que en el mismo sentido se expresaron los diputados de la oposición en un proyecto de declaración presentado a la Legislatura.
Los diputados Miguel López, Mariano Díaz, Miguel Molina, Gustavo Weirich, Ricardo Biazzi y Esteban Lozina manifestaron que “el Gobierno provincial es el responsable de no dar respuesta a los problemas de la sociedad en especial a los sectores más vulnerables como en este caso los tareferos, quienes vienen reclamando una solución al derecho más elemental que es el de alimentarse ellos y sus familias, lo mismo que los padres que luchan por poder brindar a sus hijos una educación digna con escuelas en condiciones”. 
También advirtieron que “este no es el primer hecho en nuestra provincia donde se pretende intimidar a quienes protestan, en vez de buscar el camino del dialogo”. Los docentes integrantes de la Línea Alfredo Bravo, condenaron “la criminalización de la protesta social, al encarcelar a los dirigentes sociales que reclaman por mejores condiciones de vida”.
El titular de CTA Misiones, Juan Pasamán, repudió los hechos e informó que la detención fue comunicada a dirigentes nacionales, entre ellos Claudio Lozano y Víctor De Gennaro y que en Posadas CTA realizó una presentación ante el Ministerio de Gobierno. 

Emergencia alimentaria
El jueves, los tareferos que manifiestan desde hace tres semanas volvieron a cortar la ruta 12 en el acceso a Montecarlo, contando con la presencia de los padres autoconvocados de la escuela 434 de Colonia Larraghe y de la propia intendente Elba Auzmendi, quién hizo entrega de bolsas de comida para paliar la situación de hambre que viven los manifestantes.
El pedido de declaración de emergencia alimentaria, presentado al Concejo Deliberante de Montecarlo es apoyado incluso por la intendente Auzmendi. Ayer, los manifestantes volvieran a cortar la ruta, esta vez por media hora, en el acceso a Montecarlo. Tras ello, anoche analizaban las vías de continuidad del reclamo de los tareferos, que intentan infructuosamente llamar la atención del gobierno provincial. Los trabajadores rurales que se desempeñan habitualmente como tareferos durante la cosecha de yerba mate, se encuentran sin trabajo, como todos los años en el llamado período de intercosecha. 
Pese a que la falta absoluta de ingresos condena a estas familias al hambre y los empuja a la indigencia, hasta hoy el Gobierno se niega a asistirlos, amparado en criterios formales. El reclamo principal de los manifestantes es acceder a la ayuda oficial de 250 pesos mensuales (miserable en términos de costo de vida, pero vital para quienes nada tienen) que reciben unos 125 tareferos. El resto de este sector de trabajadores no accede al amparo oficial a causa de que este año no fueron debidamente registrados, es decir que se vieron obligados a trabajar “en negro”. 

“Esta no es la forma”
“Poner preso a un vecino no es la forma de resolver esto”, manifestó ayer a un medio radial la intendente de Montecarlo Elba Auzmendi, tras la detención de Ortíz. Auzmendi se convirtió, después del inicio de los reclamos, en una de las portavoces del pedido de declaración de la emergencia alimentaria, medida que permitiría canalizar la ayuda que necesitan con urgencia los cientos de hambreados tareferos y sus familias. Pese a sus esfuerzos, Auzmendi tuvo que reconocer que la mayoría de los ministerios le cerraron las puertas, sin siquiera contestar a sus pedidos. El miércoles, en el último corte de ruta, la intendente -como primer y único fruto de sus gestiones ante el Ejecutivo- entregó 20 bolsas de comida que el Ministerio de Desarrollo Social ofreció como muestra de “buena voluntad”. Justificadamente, los manifestantes calificaron de “burla” al aporte, destinado a un universo de 1.500 trabajadores, que deben pasar el período de inter cosecha.(Publicado en el diario Primera Edición el 14/02/2009)

Scroll to Top