Destacan que Biazzi con su libro hace aporte original a la formación militar.

En momentos de extrema tensión en los países de la región por la fuerte presencia de militares en gobiernos democráticos, el doctor Ricardo Biazzi presentó ayer el libro ‘La educación universitaria de los militares en la Argentina democrática: Dilemas y desafíos’.

El conocido docente misionero, ex rector de la Universidad Nacional de Misiones, quien además fuera ministro de Educación de la Provincia y especialista en Ciencias Políticas, detalla en más de 300 páginas cómo es y cómo ha sido la formación universitaria de los militares en el país, desde la recuperación de la democracia en 1983.
“Sólo en la última década ha comenzado a ser objeto de interés teórico y empírico por parte de investigadores de las ciencias sociales de la Argentina”, se advierte desde la publicación presentada ayer en sede de la Universidad Gastón Dachary.

En unas líneas de su profundo trabajo, al hablar del alcance que tuvo la conducción civil en el orden a las políticas de defensa y de control, advierte que “quedó demostrado que la adhesión al sistema democrático por parte de la conducción de las Fuerzas Armadas no resolvió, por sí sola, la cuestión”, y considera que resulta esencial construir, además, capacidad civil para asegurarlo.

En otros términos, tal como se promueve en la publicación, con el análisis del surgimiento y evolución de las instituciones y los actores dedicados a formación universitaria militar, la obra logra evidenciar los insuficientes esfuerzos de las distintas administraciones institucionales del país para alcanzar un efectivo gobierno civil sobre el sistema militar, así como la tendencia de las mismas a convivir con modalidades de gestión basadas en “enfoques delegativos” de las responsabilidades propias en la materia.

Sobre este último aspecto, Germán Soprano, que es doctor en Antropología Social de la Universidad Nacional de Misiones, habla de un avance de la formación, aunque de una fragilidad en liderazgo para la conducción de las fuerzas en el país en el marco democrático, según reflexionaría en una profunda entrevista con Meta Data, el programa político de El Territorio (disponible en territoriotv.com.ar).
Soprano que además es magíster en Sociología (Universidad Federal de Río de Janeiro) y profesor en Historia (Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación de la Universidad Nacional de La Plata) fue el encargado de prologar el libro de Biazzi.

¿Qué abordaje tiene el libro del doctor Biazzi?
Es un libro que aborda una problemática relevante para pensar la agenda de la política pública en la Argentina en democracia, tanto sobre la formación militar pero fundamentalmente la formación universitaria de los oficiales de las Fuerzas Armadas Argentina. Se aborda desde dos perspectivas, los estudios en educación superior y los estudios sobre relaciones civiles y militares o políticas de defensa. En la intersección entre los dos campos de estudios, Ricardo Biazzi hace un aporte original al campo de la formación militar.

De lo que pudimos empezar a conocer, el doctor Biazzi ha revisado la formación militar desde la recuperación de la democracia. ¿Qué pudo encontrar y qué observaciones realiza?
Lo que hace es abordar en proceso desde diciembre de 1983 las experiencias desarrolladas en la Argentina, enfocándose en tres posibles caminos. Desde lo inicial, durante la presidencia de Raúl Alfonsín, que fue vincular algunas partes de la formación curricular de los oficiales cursando materias en las universidades nacionales, que fue una experiencia inicial muy limitada. En segundo lugar, una iniciativa que tomó la propia conducción de las Fuerzas Armadas a partir de comienzos de la década de 1990 que fue la de crear institutos universitarios y con ello, introducir la formación de oficiales dentro de instituciones que luego buscarían su adecuación a los procesos de acreditación y evaluación institucional. A su vez, dese el 2014 con la creación de la Universidad de la Defensa Nacional, que es la experiencia con la que Biazzi cierra este libro. En ese largo proceso, una de las cuestiones a destacar es en qué medida -por un lado- las conducciones políticas democráticamente electas en la Argentina han conducido esos procesos.
En ese sentido, salvo puntuales excepciones, en general la conducción política ha sido deficitaria, porque la conducción estuvo más bien en manos de las conducciones militares. También en ese proceso sigue siendo una tarea todavía a resolver y definir cuál es la especificidad de la educación militar universitario en el sistema universitario argentino.

¿Por qué se da esta situación?
Porque la primera cuestión que señalaba constituye un desafío toda vez que las Fuerzas Armadas es un instrumento militar de la defensa y en democracia son conducidas por el poder político. Pero, para que el poder político pueda conducirlas, tiene que tener la voluntad política de conducirlas, pero también la capacidad institucional y los conocimientos específicos para lograrlo. En este sentido, para lograr la conducción civil de ese instrumento militar en lo que hace a la educación, diría que el poder político en la Argentina en ese largo proceso ha tenido déficit en lo que hace al conocimiento y especificidad de la educación militar.

En víspera de la asunción de nuevas autoridades nacionales, ¿qué posturas deberían ejercer para revertir la debilidad en la conducción planteada?
Esto, dadas las condiciones de la Argentina, que no es una situación como la que vemos en Brasil o Bolivia. El gran desafío sigue siendo que la conducción política y el máximo conductor de la defensa que es el presidente de la Nación, como comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, asuma para sí la voluntad política de conducir ese proceso de transformaciones en curso y para ello, disponga capacidades institucionales y equipos de conducción que tenga efectivamente conocimiento de lo que es la educación militar e instrumento de la defensa.
Y dada la situación de la Argentina, ese proceso no es en contra de los militares, sino un proceso de construcción donde los propios militares tienen un saber específico para aportar y lo que está haciendo falta, es un liderazgo, una conducción política que se haga cargo y no delegue en las propias conducciones militares las decisiones más importantes.

https://www.elterritorio.com.ar/destacan-que-biazzi-con-su-libro-hace-aporte-original-a-la-formacion-militar-51536-et

Scroll to Top