Derecho de Iniciativa Popular

PROYECTO DE LEY

LA CÁMARA DE REPRESENTANTES DE LA PROVINCIA DE MISIONES

SANCIONA CON FUERZA DE

LEY

Derecho de Iniciativa Popular

Artículo 1.- Los ciudadanos de la Provincia de Misiones pueden ejercer el derecho de iniciativa popular, consagrado en el artículo 2º de la Constitución, en la forma y condiciones que establece esta Ley.
Artículo 2.- Todas las materias que son de competencia de la Cámara de Representantes podrán ser objeto de iniciativa popular, a excepción de los proyectos referidos a reformas de la Constitución, procedimiento penal, régimen tributario, y presupuesto.

Artículo 3.- La presentación debe efectuarse ante la Cámara de Representantes de la Provincia del Misiones, con forma de proyecto de ley, acompañada de una exposición de motivos donde se haga un análisis de las razones por las cuales se propone el mismo y el alcance de su contenido.

Artículo 4.- La referida presentación debe ser acompañada por la firma de un mínimo de uno por ciento (1 %) de los ciudadanos que se encuentren inscriptos en el padrón electoral de la provincia utilizado en las últimas elecciones generales.

Artículo 5.- El Tribunal Electoral de la Provincia verificará, por muestreo, la autenticidad de las firmas y se expedirá mediante resolución fundada.

Artículo 6.- Establécese la gratuidad de todo trámite vinculado al ejercicio del derecho de iniciativa popular.

Artículo 7.- Una vez que el proyecto adquiere estado parlamentario, se remite a la Comisión Legislativa correspondiente, la que en el plazo de 20 días hábiles debe dictaminar sobre la admisibilidad formal de la iniciativa, debiendo intimar, en su caso, a los promotores de la misma a corregir o subsanar los defectos formales. Cumplido ello, continúa con el trámite previsto por el Reglamento Interno de la Cámara de Representantes.

Artículo 8.- La Cámara de Representantes debe sancionar o rechazar todo proyecto de ley presentado por iniciativa popular dentro del plazo de 12 meses. Habiendo transcurrido el plazo de 11 meses sin que el proyecto tenga despacho de comisión, el Presidente de la Cámara debe incluirlo en el Plan de Labor de la sesión ordinaria siguiente.

Artículo 9.- Comuníquese al Poder Ejecutivo.-

FUNDAMENTOS

“La soberanía reside en el pueblo, del cual emanan todos los poderes, pero éste no gobierna sino por medio de sus representantes y autoridades legítimamente constituidas, sin perjuicio de los derechos de iniciativa, referéndum y revocatoria.”. Así reza el artículo 2º de la Constitución de la Provincia de Misiones.
Es decir que nuestra Provincia consagra, en su ley suprema, determinados mecanismos para permitir la participación directa del pueblo en la elaboración de los actos de gobierno.
“No debemos ver a estas alternativas como contrarias al clásico sistema de democracia representativa si no como su extensión y profundización. Los principios que justifican a uno y otro son los mismos.” (Reforma Constitucional: Dictamen preliminar del Consejo para la Consolidación de la Democracia; EUDEBA, Bs.As., 1986).
La idea, como lo señala Miguel Ángel Ekmekdjian “es rescatar, siquiera parcialmente, las pautas éticas de la democracia directa, desdibujadas por la indirecta, que limita el rol del ciudadano al de un pasivo receptor de mensajes y -cada tanto- de sufragante”.
Uno de esos mecanismos institucionales es la iniciativa popular, en virtud de la cual un grupo de ciudadanos propone la sanción de un proyecto de ley determinado.
En el orden nacional, mediante la reforma constitucional de 1994, se incorporó específicamente la iniciativa popular (art. 39), como derecho ciudadano a presentar proyectos de ley a los que el Congreso debe darle tratamiento dentro del término de doce meses. Mediante la Ley Nº 24747, el Poder Legislativo de la Nación reglamentó dicho artículo 39, para poder hacer efectivo el ejercicio de derecho.
No ha sido el caso de Misiones, pues a 50 años de la sanción de la Constitución y a diferencia de otras provincias (Córdoba, Chubut, Santa Cruz, Ciudad Autónoma de Bs. As., Río Negro, entre otras), aún no ha reglamentado el procedimiento para el ejercicio del derecho a la iniciativa popular.
Y ello no ha sido por falta de proyectos orientados a resolver la cuestión. Por el contrario, ha habido proyectos en diferentes periodos legislativos, provenientes de distintas fuerzas políticas actuantes en el ámbito provincial. Es más, en los últimos cuatro años varios de ellos (D 17444/01, D 21335/03, D 22510/04, D 27838/06, ya enviados a archivo, a los que se suma uno mas reciente el D 29813/07), han pretendido hacerlo.
Recientemente celebramos el medio siglo de la sanción de nuestra Constitución, vivimos un año no conflictuado por agendas electorales y existen, como se ha dicho, expresiones coincidentes de las distintas vertientes políticas que integran esta Cámara, en el sentido de reglamentar esta forma semidirecta de democracia que el legislador ha dejado en el olvido. Solo falta cambiar cuotas de voluntarismo de nuestra actividad de representación política, para transformarlas en la voluntad política en orden a producir reformas que aseguren mayor calidad institucional a nuestra Provincia.
La utilización posterior de esta herramienta dependerá del “protagonismo activo que asuma la ciudadanía, para lo cual conviene resaltar en su vanguardia los roles de partidos y organizaciones o asociaciones de la más diversa naturaleza, dentro del pluralismo de la sociedad, de la heterogeneidad de sus intereses, y de las respuestas que proporcionen un eco favorable”, como bien lo entendía Germán Bidart Campos
Por los fundamentos expresados y los que oportunamente serán vertidos solicito el acompañamiento de mis pares en el presente proyecto.-

Scroll to Top