Biazzi, miembro de la CONEAU

La Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (CONEAU), es un organismo autónomo creado en 1995, por la Ley 24.521 de Educación Superior. Tiene a su cargo la evaluación institucional de todas las universidades nacionales, provinciales y privadas. La acreditación de estudios de posgrado y carreras reguladas, y la emisión de recomendaciones sobre los proyectos institucionales de nuevas universidades estatales y de las solicitudes de autorización provisoria y definitiva de establecimientos universitarios privados. También posee la función de dictaminar sobre el reconocimiento de entidades privadas de evaluación y acreditación universitaria.
Desde 1996 al 2000, la comisión de la CONEAU estuvo integrada por Emilio Fermín Mignone, presidente; Arturo Ramón López Dávalos, vicepresidente; Ricardo Roberto Biazzi; Gustavo Francisco Cirigliano; Norberto Fernández Lamarra; Aníbal Ernesto Fosbery; Juan Carlos Hidalgo; Víctor René Nocoletti; Juan Carlos Pugliese; Fernando Storni; Adolfo Luis Stubrin; Ernesto Villanueva y César Peón, director ejecutivo.
En cumplimiento de sus fines, al CONEAU tiene mandato legal pata realizar las siguientes tareas de evaluaciones externas, que tendrán lugar como mínimo cada seis años y se realizarán en el marco de de los objetivos definidos por cada institución. Son complementarias de las autoevaluaciones que efectúen los establecimientos para analizar sus logros, dificultades y sugerir medidas orientadas al mejoramiento de la calidad. Las evaluaciones externas tienen como objetivo principal, asistir a las instituciones con sus propuestas de mejoramiento de la calidad.
Acreditación periódica de carreras de grado, cuyos títulos corresponden a profesiones reguladas por el Estado, tal como lo determine el Ministerio de Cultura y Educación de la Nación, en acuerdo con el Consejo de Universidades.
Acreditación periódica de especializaciones, maestrías o doctorados, conforme con los estándares que establezca dicho Ministerio en consulta con el Consejo de Universidades.
Dictaminar sobre la base de evaluaciones de los proyectos respectivos, en lo relativo a la puesta en marcha de nuevas instituciones universitarias nacionales, y el reconocimiento de las provinciales, así como el otorgamiento de la autorización provisoria y reconocimiento de las instituciones universitarias y privadas.
Dictaminar sobre el reconocimiento de las entidades privadas que se constituyan con fines de evaluación y acreditación de instituciones universitarias, de conformidad con la reglamentación que fije el Ministerio de Cultura y Educación con respecto a la naturaleza y forma de constitución de dichas entidades.

Evaluación
La evaluación de la calidad en las instituciones universitarias, a diferencia de la evaluación de los estudiantes, egresados y docentes o de actividades aisladas, constituye una práctica novedosa en la Argentina , aunque se realiza desde hace décadas en algunos países. Ello es una consecuencia de la ampliación y consolidación de la autonomía universitaria, la expansión de la matrícula y de la multiplicación y diversificación de establecimientos. De esta manera se satisfacen los requerimientos crecientes de la sociedad y la necesidad de orientar a los estudiantes potenciales y a los distintos sectores comunitarios. Al mismo tiempo se advierte un notorio interés acerca de esta problemática en la opinión pública y en particular en las comunidades universitarias, que dio lugar a partir de 1990 a numerosos seminarios, congresos, paneles, debates, proyectos y publicaciones.
Dentro del ámbito de la Secretaría de Políticas Universitarias, creada a comienzos de 1993, se iniciaron dos instancias operativas, vigentes a la fecha de la sanción de la Ley de Educación Superior, de las cuales se hace cargo la CONEAU desde su constitución.
Por una parte, a partir de 1993 el Ministerio de Cultura y Educación de la Nación, firmó 16 convenios con universidades nacionales, dos con asociaciones de facultades y uno con una universidad privada para planear e implementar procesos de evaluación institución. Estos acuerdos prevén el asesoramiento para la realización de autoevaluaciones, que quedan en manos de las mismas instituciones y la asistencia para constituir comités de evaluación externa. Durante 1995 se completaron, dentro de este programa las evaluaciones de tres universidades nacionales: la del Sur, la de la Patagonia Austral y la de Cuyo. La Coneau tomará bajo su responsabilidad la prosecución de los restantes convenios en lo relativo a las evaluaciones externas.
Por otra parte, a finales de 1994, el Ministerio de Cultura y Educación de la Nación, creó la Comisión de Acreditación de Posgrados (CAP). Este organismo realizó durante 1995, una convocatoria a la acreditación voluntaria de maestrías y doctorados académicos. Más de 300 carreras de posgrado ofrecidas por universidades públicas y privadas respondieron a ella. La CAP dictaminó sobre su acreditación, con resultados positivos en aproximadamente dos terceras partes de las solicitudes, y clasificó los programas acreditados según su calidad en tres categorías. El Ministerio de Cultura y Educación de la Nación transfirió estos procedimientos de acreditación a la CONEAU, en el estado en que se encuentran al momento de su constitución, dando por terminadas las funciones de la CAP.

Integrantes
La CONEAU está integrada por doce miembros de reconocida jerarquía académica y científica, con experiencia en la gestión universitaria. Ejercen sus funciones a título personal, con independencia de criterio y sin asumir la representación de ninguna institución. Los miembros de la CONEAU son designados por el Poder Ejecutivo Nacional a propuesta de los siguientes organismos y en la cantidad que en cada caso se indica: tres por el Consejo Interuniversitario Nacional; Uno por el Consejo de Rectores de Universidades Privadas; uno por la Academia Nacional de Educación; tres por el Senado de la Nación; tres por la Cámara de Diputados de la Nación y uno por el Ministerio de Cultura y Educación de la Nación. Los miembros de la CONEAU son designados por cuatro años, con renovación parcial cada dos. Su presidencia y vicepresidencia son ejercidas por dos de sus miembros elegidos por mayoría durante un año, sin posibilidad de reelección. La CONEAU se reúne periódicamente y debe dar cumplimiento a los objetivos establecidos por ley, programando y supervisando las tareas de un equipo técnico permanente.

Scroll to Top